Está coordinado a través de la agrupación liderada por COCEMFE, en la que también participan PREDIF, Autismo España y FEDACE

Está financiado a través de los Fondos Next Generation UE en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España

El objetivo es evitar la institucionalización y mantener a las personas con discapacidad en su entorno, favoreciendo la autonomía personal y la vida independiente

ASPACE Galicia participa, junto a Confederación Aspace y cuatro federaciones autonómicas más, en el proyecto Rumbo, que plantea implementar un nuevo modelo de apoyo a la autonomía personal y al cuidado de personas con discapacidad, especialmente aquellas con mayores necesidades de apoyo, para evitar su institucionalización y promover así su vida independiente.

El proyecto, que ha sido presentado recientemente en la jornada organizada por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 ‘Construyendo un nuevo país: los fondos europeos al servicio de la innovación social’, está financiado por este mismo organismo en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España, a través de los Fondos Next Generation UE. La jornada, en la que se han presentado una veintena de proyectos de innovación social en los que participan más de cien organizaciones, ha contado con la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, y con representantes de instituciones europeas y comunidades autónomas.

PROYECTO RUMBO

El proyecto Rumbo está coordinado a través de la agrupación liderada por COCEMFE, en la que también participan PREDIF, Autismo España, FEDACE y Confederación ASPACE. De esta manera, plantea mantener a las personas con diferentes discapacidades en su entorno natural, cuando ellas mismas lo decidan, facilitando formas de vida inclusivas en condiciones de seguridad, accesibilidad y bienestar. Con una ejecución que se realizará en 3 años, se concibe como un proyecto basado en la diversidad, que integra a personas con diferentes discapacidades –física, orgánica, parálisis cerebral, daño cerebral y trastornos del espectro autista- y atiende a la perspectiva de género, la igualdad de oportunidades y el reto demográfico.

Para llevarlo a cabo se realizará un despliegue de acciones y pilotajes en cinco comunidades autónomas con ocho líneas de acción que permitirán una actuación conjunta de instituciones sociales, administraciones públicas y proveedores de conocimiento que conformarán una alianza para actuar coordinadamente sobre estos grupos de personas con discapacidad. 

Así, las actuaciones previstas facilitarán la puesta a disposición de las personas con discapacidad de soluciones habitacionales inclusivas mediante la incorporación de herramientas tecnológicas que permitan la adecuación de viviendas, provean soluciones de alojamiento alternativo (espacios de transición y otros alojamientos inclusivos) o transformen y adecúen los centros residenciales en los que habitan garantizando su autonomía y vida independiente.

Comparte esta noticia en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Whatsapp
Whatsapp