La parálisis cerebral

¿Qué es?
Tipos
Disfagia

¿Qué es?

La definición científica de la parálisis cerebral describe esta discapacidad como «un trastorno global de la persona, que consiste en un desorden permanente y no inmutable del tono muscular, la postura y el movimiento, debido a una lesión no progresiva en el cerebro antes de que su desarrollo y crecimiento se hayan completado».

La parálisis cerebral a menudo se manifiesta con dificultades en el desarrollo. Los padres preocupados sobre la evolución de su bebé deben consultar con su pediatra, para que pueda determinar si se trata de un factor que pudiera indicar la existencia de alguna discapacidad. Es fundamental realizar un diagnóstico precoz del retraso en el desarrollo del bebé en cualquiera de las esferas durante el primer año de vida, ya que es el momento ideal para lograr mayor grado de rehabilitación de la persona.

El grado en el que esta discapacidad afecta a cada niño o niña es diferente, y viene determinado por la intensidad y el momento concreto en que se produce la lesión. De modo que podemos encontrarnos con personas que conviven con una parálisis cerebral que resulta apenas perceptible, frente a otras que necesitan del apoyo de terceras personas para realizar las tareas básicas de su vida diaria.

La parálisis cerebral no se puede curar pero, si la persona afectada recibe una atención adecuada, podrá llevar una vida plena.

Imagen centrada

Rasgos

Los rasgos de la parálisis cerebral generalmente admitidos son:

  • Es un desorden permanente, esto implica que la lesión
    neurológica que se ha producido es irreversible y persiste a lo largo de toda la vida.
  • La lesión no cambia, es inmutable. El daño neurológico no
    aumenta ni disminuye aunque las consecuencias y los síntomas que se vayan manifestando pueden cambiar, mejorar o empeorar. La alteración del sistema neuromotor influye en aspectos físicos como son la postura o el movimiento.
  • La lesión se produce antes de que el desarrollo y crecimiento
    del cerebro se haya completado. Puede ocurrir durante la
    gestación, el parto o los tres primeros años de vida del niño o niña, ya que es en este periodo de tiempo cuando el sistema nervioso central está en plena maduración.
  • La lesión también puede afectar a otras funciones como la atención, la percepción, la memoria, el lenguaje y el razonamiento. El número de funciones dañadas depende, por un lado, del lugar, tipo, localización, amplitud y disfunción de la lesión neurológica, y por el otro, por el momento en que se produce el daño, es decir, el nivel de maduración del encéfalo.
  • Además, la lesión interfiere en el desarrollo del Sistema Nervioso Central. Una vez producido el daño éste repercute en el proceso madurativo del cerebro y, por tanto, en el desarrollo del niño o niña.

Causas

No se puede decir que exista una causa de la parálisis cerebral, sino que puede sobrevenir por distintos factores que tienen lugar antes, durante o después del nacimiento, dentro de los tres primeros años de vida.

Entre un diez y un quince por ciento de los niño y niñas con parálisis cerebral adquieren este trastorno en los meses siguientes al parto y suele ser consecuencia de infecciones cerebrales o por lesiones en la cabeza. En muchos casos, ni siquiera se conoce la causa que la desencadenó; únicamente se observa una alteración del desarrollo cerebral o una lesión en la región del cerebro encargada del control de la función motora.

Causas Prenatales

Suceden durante el embarazo, los motivos más frecuentes que causan parálisis cerebral son:

  • Hipoxia: Insuficiencia de oxígeno en el cerebro.
  • Apoplejía o hemorragia intracraneal: Se produce por varios factores, como la obstrucción ruptura de los vasos sanguíneos del cerebro debido a células sanguíneas anormales. La hemorragia intracraneal daña los tejidos cerebrales y causa problemas neurológicos.
  • Exposición de la madre a Rayos X, intoxicaciones, infecciones, un virus…

Causas Perinatales

Acontecimiento durante el parto o en los momentos inmediatamente posteriores al nacimiento.

  • Desprendimiento de la placenta.
  • Anoxia o Asfixia Perinatal: La falta o insuficiencia de oxígeno en la sangre pueden causar una deficiencia de oxígeno en el cerebro del recién nacido.
  • Apoplejía o hemorragia intracraneal. Puede desencadenarse por una insuficiencia respiratoria en el recién nacido.
  • Traumatismo: Caídas, golpes en la cabeza, etc.

Causas Postnatales

Acontecen después del parto, hasta los tres años de vida.

  • Enfermedades infecciosas.
  • Accidentes cardiovasculares.
  • Meningitis.
  • Traumatismos o golpes en la cabeza.
  • Intoxicaciones por el uso inadecuado de los medicamentos.
  • Deshidratación.
  • Anoxias.
  • Trastornos metabólicos.

Tipos

La lesión cerebral dificulta o no permite la trasmisión de
mensajes del cerebro hacia los músculos, obstaculizando
su movimiento.

Hay diversos tipos dependiendo de las diferentes órdenes
cerebrales que no se producen correctamente.

A continuación, vamos a realizar una clasificación según la parte afectada, el trastorno tónico-postural y la severidad.

Según la parte afectada

Hemiplejia
Hemiplejia
Afecta a uno de los dos lados del cuerpo.
Displejia
Displejia
Afecta a los 4 miembros, los inferiores están más afectados.
Tetraplejia
Tetraplejia
Están afectados los 4 miembros, brazos y piernas.

Según el Trastorno Tónico-Postural

Espástica
Espástica
Rigidez en los músculos.
Atetoide
Atetoide
Movimientos bruscos, involuntarios y descoordinados.
Atáxica
Atáxica
Dificultades de equilibrio y destreza manual.
Mixta
Mixta
Se produce una mezcla de las anteriores.

Según la Severidad

Ligera
Ligera
Sin limitaciones en las actividades ordinarias.
Moderada
Moderada
Dificultad en las tareas diarias. Necesidad de medios de apoyo.
Severa
Severa
Gran limitación en las actividades diarias.

Signos clínicos

Junto a las dificultades en el movimiento pueden aparecer manifestaciones sensoriales y cognitivas. A veces, nos encontremos con personas con pluridiscapacidad. Las manifestaciones más comunes son:

Visión
Visión
El problema visual más común es el estrabismo, los ojos están desalineados debido a diferencias entre Los músculos oculares derechos e izquierdos. Existen problemas visuales más complejos como el defecto cortical, lo que incide en la interpretación de las imágenes en el cerebro.
Audición
Audición
Los problemas de audición son poco frecuentes aunque si el nervio auditivo está afectado puede desarrollar hipoacusia (los sonidos se perciben más bajos) o sordera.
Percepción espacial
Percepción espacial
La persona con parálisis cerebral, en ocasiones, no es capaz de relacionar el espacio con su cuerpo. Le resulta difícil, por ejemplo, calcular las distancias o construir visualmente en tres dimensiones, ya que se requiere la función coordinada de ambos ojos.
Aprendizaje
Aprendizaje
Debido a la lesión cerebral, con la parálisis cerebral se pueden desarrollar problemas de aprendizaje debido a dificultades en la atención, concentración, memorización, procesamiento de la información o el control de impulsos.
Habla y lenguaje
Habla y lenguaje
La capacidad de comunicarse dependerá de su habilidad motriz para controlar los músculos de la boca. En la actualidad, existen sistemas aumentativos y alternativos de comunicación. Los impedimentos en el habla suelen ir unidos a las dificultades para masticar y tragar.
Epilepsia
Epilepsia
La epilepsia afecta a una de cada tres personas con parálisis cerebral. Es imposible predecir de qué manera o en qué momento la persona afectada puede desarrollar los episodios. La epilepsia se puede controlar con medicación específica.

Disfagia

Un elevado porcentaje de personas con parálisis cerebral tienen disfagia (la dificultad para deglutir como resultado de una lesión o enfermedad neurológica). Este hecho imposibilita la introducción de nuevos sabores, texturas y alimentos, además, la disfagia presenta dificultades respiratorias, digestivas, físicas y psicológicas.

Las entidades ASPACE llevamos años desarrollando experiencias pioneras en el uso de alimentos texturizados con el fin de mejorar la seguridad y la eficacia de la alimentación, convirtiendo las comidas en un momento de disfrute. Desde Confederación ASPACE, entidad a la que pertenece ASPACE Galicia, está apostando por dotar de formación, información y equipamiento para favorecer la incorporación en la texturización en los alimentos.

ASPACE-Galicia, en colaboración con la Escola Galega de Saúde para cidadáns, organizó en 2019 un ciclo formativo sobre Alimentación segura y eficaz en personas con parálisis cerebral en Galicia. En las ponencias se abordaron diferentes perspectivas profesionales desde logopedia, nutrición, fisioterapia hasta aspectos nutricionales de la alimentación, importancia de la postura y el posicionamiento, hidratación o higiene bucal.

En mayo de 2019, Confederación ASPACE publicó la «Guía de Alimentación» con recomendaciones para personas con necesidades de apoyo en alimentación y deglución.

Información de interés

Guía Alimentacion
Guía Alimentacion
Recomendaciones para personas con parálisis cerebral y otras discapacidades con grandes necesidades de apoyo sobre alimentación y deglución.
10 datos para conocer la Parálisis Cerebral
10 datos para conocer la Parálisis Cerebral
Newsletter

Boletín

de Noticias