Personas con grandes necesidades de apoyo están siendo ya inmunizadas, pero la estrategia resulta insuficiente para paliar la vulnerabilidad de todo el colectivo, con afectaciones asociadas a la parálisis cerebral que suponen un riesgo añadido en caso de contagio por COVID y con necesidad de cuidado continuo

El Movimiento ASPACE, formado por más de 70 entidades en todo el territorio español, se reafirma en su posición de reclamar que se inmunice al colectivo de personas con parálisis cerebral en su totalidad.

La estrategia de vacunación debería incluir de manera urgente a las personas con menor grado de dependencia atendidas en centros ocupacionales, centros y servicios de empleo, centros de educación especial, de habilitación funcional, atención domiciliaria, atención temprana y otros servicios, ya que, con frecuencia, comparten espacios con personas con mayor nivel de discapacidad y, por tanto, más vulnerables al contagio, dada su pluridiscapacidad, sus patologías respiratorias crónicas y los problemas cardiovasculares que se les asocian. Asimismo, muchos de los tratamientos que se administran en estos centros dificultan la contemplación de medidas preventivas como la distancia social y el contacto físico.

Celebramos que las personas con parálisis cerebral y grandes necesidades de apoyo con grado III de dependencia estén siendo vacunadas en residencias y centros de día de todo el estado español, pero la situación actual en el grado de inmunización del colectivo no es suficiente para paliar el riesgo al que está expuesto.

Las personas consideradas grandes dependientes precisan de una importante ayuda para desarrollar actividades de la vida diaria a cualquier nivel durante las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Por ello, es prioritario que se vacunen también con carácter urgente a sus grupos de convivencia. La familia, habitualmente la madre, es la principal cuidadora de la persona con parálisis cerebral y conforma el grupo social con el que más tiempo conviven las personas con parálisis cerebral. Incluir a los familiares convivientes en los grupos prioritarios de vacunación garantiza limitar el impacto del coronavirus en el colectivo, tanto desde el punto de vista del contagio como para evitar que la persona quede sin ningún apoyo en caso de ingreso hospitalario de un familiar.

Reclamamos que la vacunación se extienda, además, a todos los equipos de trabajo de cualquiera de los servicios que se prestan, incluyendo a aquellos que realizan asistencia domiciliaria. En este sentido, recomendamos que se realice en las instalaciones de nuestras entidades para facilitar el proceso y garantizar su seguridad.

La Federación ASPACE Galicia y las entidades que la componen (ASPACE Coruña, APAMP, Amencer ASPACE y ASPACE Lugo) llevamos meses insistiendo en la necesidad de priorizar la vacunación de todas las personas con parálisis cerebral y sus cuidadores principales. Así se lo hemos trasladado, a través de diversas acciones de incidencia, a las Consellerías de Política Social y Sanidade de la Xunta de Galicia.

Consulta el documento de posicionamiento del Movimiento ASPACE relativo a la estrategia de vacunación frente al COVID-19

Noticias relacionadas: Reclamación Movimiento ASPACE y reivindicación ASPACE Galicia

Comparte esta noticia en tus Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin