Marcha sobre Ruedas

Pontevedra fue la primera ciudad encargada de acoger, en el 2014, esta iniciativa que tiene por objetivo reivindicar la accesibilidad en el ámbito urbano como pieza fundamental en el desarrollo como ciudadanos de pleno derecho de las personas con discapacidad tanto física como intelectual; además de promover la realización de actividades relacionadas con hábitos de vida saludables y fomentar la realización de actividades deportivas y de ocio integradoras que den cabida a la convivencia de personas con y sin discapacidad.

En el 2016, la ciudad elegida para albergar la II Marcha sobre Ruedas fue A Coruña, en donde cerca de 700 personas marcharon para reivindicar los derechos de las personas con parálisis cerebral.

Estas fueron las bases para la II Marcha.