¿Cuándo se diagnostica la parálisis cerebral?

Cuando la familia tiene la sospecha sobre el desarrollo de su hijo ante diferentes manifestaciones que se hayan observado, como sería:

  • Ausencia de coordinación a la hora de realizar movimientos voluntarios (ataxia).
  • Músculos rígidos y tensos y reflejos exagerados (espasticidad).
  • Variaciones en el tono muscular, que pasa de flácido a rígido.
  • Temblores o movimientos involuntarios al azar.
  • Dificultades para sujetar la cabeza, sentarse, gatear o andar a la edad estimada.
  • Falta de interacción con las personas del entorno: no fijar la mirada, no responder a estímulos…

Ante cualquier duda es importante que la familia acuda a su médico de cabecera o pediatra para que puedan realizarle una valoración al niño o niña de forma más exhaustiva, ya que pueden ser signos de una posible discapacidad. Su médico de cabecera podría referir a su hijo o hija a un pediatra.

La mayoría de los niños que tienen parálisis cerebral son diagnosticados alrededor de los dos años de edad, en función de las manifestaciones y el grado de afectación más o menos evidente en el niño o niña.