¿Cómo se puede tratar?

Nadie mejor que vosotros, los padres, conocéis a vuestros hijos. Este conocimiento, unido al de los profesionales, con formación y experiencia en trabajar con otras personas con parálisis cerebral, servirá para mejorar la calidad de vida de vuestro/a hijo/a.

Terapia asistida con animales
Actividad en piscina

 

 

 

 

 

 

 

 

El tratamiento gira en torno a cuatro grandes áreas: fisioterapia, terapia ocupacional, logopedia y terapias recreativas.

  • La fisioterapia es el pilar del tratamiento de la parálisis cerebral. Los programas de fisioterapia usan grupos específicos de ejercicios y actividades para trabajar hacia dos metas importantes: evitar el debilitamiento o el deterioro de los músculos que no se usan (atrofia por desuso) y evitar que los músculos se fijen en una posición rígida y anormal (contractura).

El/la fisioterapeuta suele utilizar métodos físicos como el ejercicio, la manipulación, el calor o los masajes para ayudar a que el pequeño desarrollo pautas de movimiento correctas. También os puede aconsejar sobre cómo llevar, coger y/o colocar a vuestro/a hijo/a.

  • La terapia ocupacional juega un papel importante para mejorar la calidad de vida del niño/a, ya que se centra en optimizar las funciones del tronco y mejorar la postura. El terapeuta ocupacional intentará que vuestro/a hijo/a tenga la mayor autonomía posible y os enseñará cómo actuar en casa para favorecer su autonomía. Ayudará al niño a aprender las actividades básicas de la vida cotidiana, como comer, vestirse por sí mismo, cocinar o hacer la compra.
  • El terapeuta ocupacional también conoce las adaptaciones y ayudas técnicas para la vida diaria que pueden mejorar vuestra calidad de vida y la de vuestro/a hijo/a.
  • Los logopedas se centran, durante los primeros meses de vida, de los problemas para beber o comer trabajando con  tratamientos que inciden en las dificultades con la comida, en los casos de niños/as que tienen poco control de los músculos que mueven su boca, mandíbula y lengua. Más tarde, el profesional os ayudará si vuestro/a hijo/a tiene problemas para comunicarse. Utilizan ejercicios para enseñar a los niños y niñas a sobrellevar dificultades específicas de la comunicación, ejercitando los músculos fonatorios, y aprendiendo a usar dispositivos especiales de comunicación.
  • Las terapias recreativas impacta los aspectos físicos, psicológicos y sociales de los niños/as con parálisis cerebral, destacando las terapias artísticas (danza, teatro, pintura…), terapia de caricias (técnica de masaje infantil), musicoterapia, hidroterapia, terapias asistidas por animales (terapias con perros, hipoterapia, delfinoterapia, etc.).