Las lesiones que provocan la parálisis cerebral suceden durante la gestación, el parto o durante los primeros años de vida. Actualmente ha habido un descenso significativo de las causas acaecidas durante el parto y se han incrementado las causas durante el período de gestación.

La parálisis cerebral no es un término que agrupe una única tipología con síntomas homogéneos.

La lesión cerebral no permite o dificulta la trasmisión de mensajes del cerebro hacia los músculos distorsionando los movimientos de estos. Este daño genera diversos tipos de parálisis cerebral.

Las causas poden ser:

–              Prenatales: infecciones intrauterinas (especialmente virales). Las intoxicacións (sustancias tóxicas, medicamentosas), exposición a radiaciones, etc.

–              Perinatales: anoxia, prematuridad, traumatismos mecánicos del parto y el desprendimiento placentario prematuro.

–              Postnatales: incompatibilidad sanguínea, encefalitis y meningitis, problemas metabólicos, lesiones traumáticas y la ingestión accidental de sustancias tóxicas.

A parálise cerebral. Causas

Según la parte afectada

icon_hemiplegiaHemiplegia
afectado uno de los dos lados del cuerpo.

icon_diplegiaDiplejia
afecta a los 4 miembros, aunque los inferiores están más afectados.

icon_tetraTetraplegia  
afecta globalmente a los 4 miembros, y con frecuencia al eje del cuerpo.

Según el trastorno neuromotor

icon_trastornoEspástica
caracterizada por la rigidez en los músculos.

icon_trastornoAtetoide
afecta al tono muscular, provocando movimientos bruscos e incontrolables.

icon_trastornoAtáxica
provoca problemas de equilibrio y destreza manual.

icon_trastornoMixta
se produce una mezcla de las anteriores.

Según la severidad

icon_ligeraLigera
sin limitaciones en las actividades ordinarias.

icon_moderadaModerada
dificultad en las tareas diarias. Necesidad de medios de apoyo.


icon_severaSevera
gran limitación en las actividades diarias.