El movimiento ASPACE celebra el mantenimiento del actual modelo de gestión de la X Solidaria

El fallo del Tribunal Supremo mantiene en vigor el Real Decreto que regula la distribución de fondos derivados del 0,7% de IPRF destinado a actividades de interés social    

     

   El movimiento ASPACE celebra el mantenimiento del actual modelo de gestión de la X Solidaria, que permite que miles de personas con parálisis cerebral sean atendidas gracias a los ciudadanos que marcan la casilla “fines sociales” en su declaración de la renta, sistema que permanecerá sin cambios gracias al reciente fallo del Tribunal Supremo y que mantiene en vigor el Real Decreto que regula la distribución de fondos derivados del 0,7% de IPRF destinado a actividades de interés social.

   A pesar de que estos fondos representan únicamente alrededor del 0,2% del dinero que el Estado transfiere cada año a las CCAA, en los últimos años se han sucedido recursos judiciales contra el sistema, lo que provocaba una profunda preocupación en el sector, en un momento en que los programas que desarrollan son especialmente necesarios para los millones de personas que se encuentran en situación de exclusión social y pobreza en nuestro país, dados los efectos aún notables de la crisis económica, social y ambiental y la difícil situación en que nos encontramos, al estar viviendo el Gobierno en funciones más largo de la historia de la democracia española.

   El Tribunal Supremo ha estimado en su sentencia que el decreto “no incluye en sus materias la asistencia social”, sino que “las subvenciones de este Real Decreto tienen conexión con actividades recogidas en otros títulos competenciales en los que el Estado sí está legitimado para actuar”, tales como actividades educativas o de inserción laboral, entre otras.

   Luís Cayo Pérez Bueno, presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), afirmó en rueda de prensa que el sistema actual de distribución de subvenciones es “plenamente conforme a derecho”, y añadió que “no hay dudas ya para la estabilidad y continuidad del modelo”, por lo que “el gobierno puede y debe convocar ya las subvenciones del presente año”.