El 40% de los usuarios del programa de empleo de ASPACE- Galicia consiguieron un empleo a lo largo de 2015

Francisco Javier, con parálisis cerebral y una discapacidad del 67%, ha conseguido empleo como cajero en uno de los establecimientos que la compañía Carrefour tiene en Vigo

    La falta de ofertas de empleo para las personas con algún tipo de discapacidad y la dificultad para acceder a un puesto en igualdad de condiciones impiden su plena integración socio-laboral, lo que supone un grave contratiempo ya que “su inserción laboral es clave para romper con estereotipos y favorecer su integración en la sociedad”, afirma Antonio Doallo, técnico orientador de Federación ASPACE- Galicia.

    Francisco Javier tiene 25 años, parálisis cerebral y una discapacidad del 67% que, además de psíquica y sensorialmente, le afecta físicamente al brazo izquierdo; algo que no le impide desarrollar su trabajo como uno más. Desde noviembre del pasado año trabaja como cajero en uno de los establecimientos que la compañía Carrefour tiene en Vigo. “Mi trabajo es como el de cualquiera de mis compañeros. Tengo que cobrar los productos, avisar de cualquier problema que pueda pasar, atender a los clientes en sus dudas y al final de la jornada hacer el arqueo”, explica Javier.

   Uno de los principales problemas con los que se encuentran estas personas es la continuidad de falsos estereotipos y prejuicios sociales. Lograr que la situación mejore requiere derribar barreras y para ello es necesario incentivar y apoyar a las diferentes organizaciones que trabajan por la inserción laboral de estos colectivos, en las diferentes áreas. El cambio se debe llevar a cabo desde las propias personas con discapacidad, orientadores y el sector empresarial.

 

Prospección laboral

   “Javier llegó al programa de empleo de ASPACE- Galicia en el 2013, después de ver una noticia sobre la inserción laboral de otra de nuestras usuarias. Por eso la difusión y apoyo a estas noticias son tan importantes”, apunta Doallo.

    La Federación ASPACE- Galicia cuenta desde el año 2005 con un programa de empleo orientado a favorecer la integración socio-laboral de las personas con parálisis cerebral y/o patologías afines a través de itinerarios individualizados de orientación, formación y acompañamiento en el puesto de trabajo necesarios para su incorporación al mercado laboral. Esto se realiza a través de un proceso de prospección en la empresa ordinaria, es decir, un estudio y evaluación de los diversos sectores de actividad determinando cuáles son las ocupaciones más demandas, así como nuevos yacimientos de empleo a través del contacto con las empresas y agentes sociales.

   El perfil de usuario atendido desde Federación ASPACE- Galicia es el de una persona entre 30 y 45 años, con un grado de discapacidad superior al 65% y que carece de título mínimo de formación. Este perfil condiciona y dificulta de manera importante el trabajo e orientación y búsqueda de empleo. Por ello, Antonio Doallo señala a la formación en todos los ámbitos como uno de los requisitos fundamentales para que estas personas consigan un empleo, de hecho “hace aproximadamente un año Javier recibió otra oferta de trabajo en Carrefour, pero en esa ocasión no fue posible. Gracias al trabajo que ha realizado desde entonces y a la confianza que ha ganado, hoy ha conseguido el puesto”, apunta.

   Desde su incorporación a este servicio de la entidad, Francisco Javier ha realizado varios cursos de formación ocupacional, ha obtenido un certificado de profesionalidad y ha conseguido mejorar notablemente sus habilidades. “Ahora me siento más seguro, antes estaba un poco verde”, confiesa Javier.

   Desde el año 2012, se ha registrado un aumento progresivo en el número de personas que han accedido a un puesto de trabajo. En la actualidad, un 41% de los integrantes del programa de empleo de ASPACE- Galicia, que están en búsqueda de empleo, han conseguido un contrato de trabajo a lo largo del pasado 2015.

 

Carrefour, una apuesta por la inclusión laboral

   El compromiso de Carrefour con la sociedad no es nuevo. Uno de los principales activos de la compañía es la capacidad para generar empleo, por ello, la integración laboral de personas con dificultades es un objetivo prioritario del plan de empleo de la compañía y de la Fundación Solidaridad Carrefour, creada en 2001 con el objetivo de canalizar y ordenar las distintas iniciativas que la compañía venía realizando en el ámbito social.

   Marcos Estévez, responsable de Recursos Humanos, nos explica el proceso de contratación. “Desde Carrefour trabajamos con distintas entidades de personas con algún tipo de discapacidad y ahora con Federación ASPACE- Galicia. Realmente, el proceso de contratación de personas con discapacidad no es distinto al de cualquier otro. Desde Carrefour nos ponemos en contacto con las entidades para solicitar un perfil determinado de trabajador que responda a las necesidades que detectemos en ese momento. Son ellas las que nos mandan los currículos de las personas que consideran adecuadas para el puesto y después realizamos las entrevistas a los candidatos.”

   Javier es, hoy, uno más de los empleados de Carrefour. “Estoy muy contento con todo. Con mis compañeros, el trabajo, mis jefes…”, y aunque en un futuro le gustaría trabajar en algo relacionado con la electrónica, su gran pasión, no duda en darle un “sobresaliente” a su experiencia en este puesto. Por su parte, desde Carrefour también muestran su satisfacción con el trabajo que Javier está llevando a cabo. Alicia Pandiella, responsable de Atención al Cliente y Cajas, reconoce que “Francisco Javier ha cambiado mucho desde el principio, en todos los aspectos. Mi valoración es muy positiva. Está evolucionando y adaptándose. Es un chico que presta atención, que se centra en su trabajo y el trato con los clientes es muy bueno”.

   Federación ASPACE- Galicia continúa, así, con su labor de facilitar y promover la total integración de personas con parálisis cerebral en la sociedad, en este caso a través de la inserción laboral. “Esperamos que esta relación con Carrefour pueda crear más puestos de trabajo, favoreciendo a nuestro objetivo principal que es el de conseguir la mayor inserción laboral posible de nuestros usuarios” recalca Antonio Doallo y concluye: “esperemos que este buen hacer de Carrefour sirva a otras empresas y que se animen a seguir su ejemplo”.