Parálisis cerebral

¿Qué es la parálisis cerebral?

Apamp         La parálisis cerebral es un trastorno global de la persona consistente en un desorden permanente y no inmutable del tono, la postura y el movimiento, debido a una lesión no progresiva en el cerebro antes de que se complete su desarrollo y crecimiento. Esta lesión puede generar alteración de otras funciones superiores o interferir en el desarrollo del Sistema Nervioso Central (SNC).

Los rasgos de la parálisis cerebral generalmente admitidos son:

+Se produce por una lesión en el encéfalo, lo que permite establecer un diagnóstico diferencial con respecto a otros trastornos como miopatía, espina bífida, poliomielitis, etc.

+Esta lesión se puede producir desde el inicio de la gestación hasta los tres años.

+Es irreversible y no evoluciona. Los síntomas pueden cambiar a lo largo de la vida de la persona.

+Los trastornos resultantes de la parálisis cerebral son múltiples y complejos. El más frecuente y evidente se caracteriza por alteraciones en la postura, tono muscular y movimiento. También pueden asociarse trastornos sensoriales, perceptivos, cognitivos, respiratorios, epilepsia, trastornos del lenguaje, de conducta, etc.

 

Causas de la parálisis cerebral

         Las lesiones que provocan la parálisis cerebral suceden durante la gestación, el parto o durante los primeros años de vida. Actualmente ha habido un descenso significativo de las causas acaecidas durante el parto y se han incrementado las causas durante el período de gestación.

Las causas pueden ser:

+Prenatales: infecciones intrauterinas (especialmente virales). Las intoxicaciones (sustancias tóxicas, medicamentosas), exposición a radiaciones, etc.
+Perinatales: la anoxia, la prematuridad, los traumatismos mecánicos del parto y el desprendimiento placentario prematuro.
+Postnatales: incompatibilidad sanguínea, las encefalitis y meningitis, problemas metabólicos, lesiones traumáticas y la ingestión accidental de sustancias tóxicas.

 

{slider Tipos de parálisis cerebral |closed}

         La parálisis cerebral no es un término que agrupe una única tipología con síntomas homogéneos. La lesión cerebral no permite o dificulta la trasmisión de mensajes del cerebro hacia los músculos distorsionando los movimientos de estos. Este daño genera diversos tipos de parálisis cerebral.

Una forma de clasificar la parálisis cerebral es según la parte del cuerpo afectada:

Hemiplejía. Se produce cuando está afectado uno de los lados del cuerpo, mientras que la otra mitad funciona con normalidad.
Diplejía. Afecta a los cuatro miembros, aunque los inferiores se encuentran más afectados.
Tetraplejía. Afecta globalmente a los miembros superiores e inferiores y, con frecuencia, al eje del cuerpo (cabeza y tronco).

 

        La complejidad de la parálisis cerebral y sus efectos varía de una persona a otra. Suele ser difícil, por ello, clasificar con precisión el tipo de parálisis cerebral que padece la persona afectada. Algunos de los tipos tradicionalmente considerados como los más importantes se determinan por el trastorno neuromotor:

+Espástica. Es la más frecuente. La corteza cerebral no funciona correctamente. Los grupos musculares se contraen todos a la vez impidiendo la correcta ejecución de los movimientos. A veces, estas mismas contracciones exageradas se pueden intensificar ante estímulos tales como ruidos, emotividad, gravedad, actividades voluntarias, etc.

+Atetoide. Se produce cuando la parte central del cerebro no funciona adecuadamente. Afecta básicamente al tono muscular que fluctúa de alto (hipertonía) a bajo (hipotonía). Durante el sueño el tono muscular es normal. Estas alteraciones provocan movimientos bruscos, incontrolables, involuntarios y lentos debidos a los desequilibrios de las contracciones musculares.

+Atáxica. Existe daño en el cerebelo. Provoca problemas de equilibrio y destreza manual con disminución de la fuerza muscular (hipotonía).

+Mixta. Lo más frecuente es que nos encontremos con una mezcla de los síntomas de los tres tipos anteriores y por ello a los profesionales les resulta difícil dar un diagnóstico preciso.

 

 

{slider Dificultades asociadas con la parálisis cerebral}

        A la parálisis cerebral, generalmente, se asocian problemas de diversa índole. Junto a las dificultades en el movimiento pueden aparecer alteraciones sensoriales, de comportamiento, de personalidad, cognitivas, comunicativas o de salud. Esta realidad hace que, a veces, nos encontremos ante personas con pluridiscapacidad.

Problemas visuales

El problema visual más común es el estrabismo. Este se puede corregir con  parches, toxina botulítica o intervención quirúrgica. Las personas con parálisis cerebral pueden desarrollar, en algunos casos, problemas visuales más serios. Algunos tienen defecto cortical, lo que incide en la interpretación de las imágenes en el cerebro.

Percepción espacial

La persona con parálisis cerebral, en ocasiones, no es capaz de relacionar el espacio con su cuerpo. Le resulta difícil, por ejemplo, calcular las distancias o construir visualmente en tres dimensiones.
Hay que tener en cuenta, eso sí, que estas dificultades no están relacionadas con su capacidad intelectual.

Oído

Los problemas de audición son poco frecuentes aunque si el nervio auditivo está afectado puede desarrollar hipoacusia (los sonidos se perciben más bajos) o sordera.

Habla

La capacidad de comunicarse va a depender, en primer lugar, de su desarrollo intelectual. Desarrollo que recomendamos se estimule desde los primeros años de vida.
Su capacidad de hablar dependerá de su habilidad motriz para controlar los músculos de la boca, la lengua, el paladar y la cavidad bucal.
Las dificultades para hablar que tenga la persona afectada suelen ir unidas a las de masticar y tragar. La intervención conjunta de varios profesionales ayudará a mitigar o solucionar estos problemas.
Muchas personas pueden ejercitar, en alguna medida, la comunicación verbal. Para aquellos a los que les resulte más complicado existen sistemas aumentativos y alternativos de comunicación.

Epilepsia

La epilepsia afecta a una de cada tres personas con parálisis cerebral. Es imposible predecir de qué manera o en qué momento la persona afectada puede desarrollar los episodios.
La epilepsia se puede controlar con medicación específica.

Dificultades de aprendizaje

Es posible que presente alteraciones en el aprendizaje debido a dificultades en la atención, concentración, memorización o procesamiento de la información.
A ello se añaden las dificultades de interacción con el entorno provocadas por las alteraciones motóricas.
En algunos casos, la parálisis cerebral lleva asociados retraso mental y/o trastornos de conducta que dificultan también el proceso de aprendizaje de la persona afectada.


Otros problemas

Las infecciones respiratorias, alteraciones de conducta o los trastornos el sueño se añaden a la lista de posibles dificultades que presenta una persona con parálisis cerebral.

 

{slider ¿Cómo actuar ante la parálisis cerebral?}

       La persona afectada necesita una atención global. Un tratamiento que le ayude a mejorar su motricidad, que estimule su desarrollo intelectual, que le permita desarrollar el mejor nivel de comunicación posible, que favorezca su relación social y que prevenga la aparición de los posibles trastornos asociados. Todo ello para mejorar su calidad de vida. Hay diferentes técnicas y enfoques en la atención a las personas con parálisis cerebral.

Más información en la web de la Confederación ASPACE. {/sliders}

{slider Deportes y parálisis cerebral}

Deportes y PC         La práctica deportiva juega un papel fundamental cuando se trata de aplicarla y desarrollarla a usuarios con parálisis cerebral y/o patologías afines, ya que los ejercicios aplicados dan como resultado gran mejoría en puntos o aspectos motivacionales, relaciones y psico-cognitivos.

         Debido a esto surge la necesidad de programar y aplicar una actividad física adaptada que constituya un medio de desarrollo de las capacidades psicomotoras, tratando de implicar y dar mayor cobertura a gran parte de usuarios, individualizándola en la medida de lo posible para atender a las características de cada uno de ellos, contribuyendo a la mejora de la calidad de vida.

          Por otro lado, la existencia de unos deportes específicos para la parálisis cerebral con una reglamentación propia y adaptada, todo ello regido por la Federación Española de Deportes de Paralíticos Cerebrales (FEDPC), que se encarga de marcar la temporada deportiva fijando las fechas de las competiciones nacionales que se realizarán a lo largo de todo el año siendo la puerta de acceso a los campeonatos internacionales.


         Todo ello constituye un aliciente y un punto de referencia para la práctica y desarrollo de las actividades correspondientes que nos lleven a cumplir los objetivos que cualquier deportista y técnico tiene marcados, al mismo tiempo que se trata de contribuir a desarrollar el espíritu de participación, superación y compañerismo.

 

        

          Visita nuestros clubs deportivos:TA.MI.AR (APAMP) y Sport ASPACE (ASPACE-Coruña)

 

 

{tab=SLALOM}

¿Qué es el slalom?

Slalom
         El slalom es una modalidad deportiva que consiste en una carrera de obstáculos en silla de ruedas. El objetivo de este deporte es poder realizar un circuito superando para ello el mayor número de obstáculos en el menor tiempo posible.
Los obstáculos presentes en los distintos circuitos son de diferente índole y grado de dificultad, el derribo o incorrecta ejecución de los obstáculos penaliza con tiempo o incluso con la desclasificación.

         Este deporte es practicado por personas con parálisis cerebral y ha sido diseñado generando problemas de forma artificial “obstáculos” que una persona en silla de ruedas se pueda encontrar en la vida real. De esta forma se pretende mantener y desarrollar el potencial físico de las personas con parálisis cerebral que lo practican, mejorando también su autonomía y desenvolvimiento en la vida diaria.

Divisiones de competición

Slalom         En el slalom de establecen una serie de divisiones de competición en función de la silla de ruedas, del grado de movilidad y fuerza funcional de las personas que lo practican.

(División marcada en el reglamento de slalom en silla de ruedas de la FEDPC).

D1: Deportistas con afectación severa. Dependiente de silla eléctrica o ayuda para su movilidad. Incapaz de mover funcionalmente una silla de ruedas. (CP1)

D2: Afectación severa a moderada. Pobre fuerza funcional en todas las extremidades y tronco, pero capaz de manejar una silla de ruedas con los brazos. (CP2U)

D3: Afectación severa a moderada. Pobre fuerza funcional en todas las extremidades y tronco, pero capaz de manejar una silla de ruedas con las piernas. (CP2L)

D4: Cuadriplejia moderada o hemiplejia severa. Muestra buen control de tronco al empujar la silla, limitado a menudo por el tono extensor. (CP3)

D5: Buena fuerza funcional con limitación mínima o problemas de control que se aprecian en extremidades superiores y tronco. (CP4)

A su vez cada una de estas categorías se divide por sexo (categoría masculina y categoría femenina)

Pruebas

El slalom cuenta con varias pruebas:

+Pruebas individuales. Dentro de las pruebas individuales, existen dos tipologías de competición:

+    Prueba cronometrada. Consiste en la realización de dos circuitos (uno igual en todas las competiciones y otro diferente en cada competición). La calificación final será la suma de los tiempos conseguidos en cada circuito.

+    Prueba eliminatoria. Consiste en la disposición de dos circuitos iguales de forma paralela. Los contrincantes los realizan al tiempo y gana el que primero llegue o descalifique al equipo contrario.

+Pruebas por equipos. Se realizan equipos de cuatro participantes, para los cuales las divisiones de competición en las que se encuentren marcarán el ranking para la puntuación del equipo (sistema de homogeneización de equipos). La prueba se realiza como la prueba eliminatoria individual pero se van sumando los puntos y las penalizaciones. Cuando un equipo supera los 15 segundos de penalización queda eliminado.

  Reglamento del slalom (pdf)

 

{tab=BOCCIA}

¿Qué es la boccia?

Boccia
         La boccia es un deporte que tiene su origen en la Grecia clásica, fue recuperado en los años 70 por países nórdicos con el fin de adaptarlo a las personas con discapacidad. Desde 1988 en los Juegos Olímpicos de Seúl, la boccia es considerada deporte paralímpico.

         La boccia es un deporte de precisión y estrategia, consistente en una serie de bolas denominadas “bolas de boccia” seis bolas rojas (pertenecientes a un equipo), seis bolas azules (pertenecientes al equipo contrario) y una bola blanca, denominada “diana”. El objetivo de cada equipo es acercar sus bolas a la “diana” intentando además conseguir una mayor puntuación que el equipo contrario.

         En función del grado de discapacidad de los deportistas, el lanzamiento de las bolas se realiza con las manos o con la ayuda de una canaleta, el deportista elige la dirección del tiro y la persona piloto del deportista le coloca la bola, para que éste posteriormente la lance.

Divisiones de competición

Boccia         En la boccia se distinguen siete divisiones de juego. Cada división se juega con competidores de ambos sexos. Estas divisiones son:

INDIVIDUAL

Individual BC1
Jugadores clasificados en el sistema de clasificación del CP-ISRA como CP1 o CP2 (piernas). Dichos jugadores pueden ser asistidos por un auxiliar que debe permanecer sentado a una distancia de al menos dos metros, a ser posible detrás del box de juego en un área señalizada a tal efecto. Este auxiliar únicamente podrá adelantarse para ayudar al jugador si, visiblemente, éste lo solicita. Este auxiliar realizará tareas tales como:
+    Ajustar o estabilizar la silla de ruedas del jugador
+    Pasar una bola al jugador
+    Redondear la bola

Individual BC2
Jugadores clasificados como CP 2 (U) dentro del sistema de clasificación de CP-ISRA. Los jugadores no pueden ser asistidos por un auxiliar. Pueden únicamente solicitar ayuda del árbitro, en su tiempo de juego, para recoger una bola del campo o entrar en él.

Individual BC3
(Jugadores que utilizan material auxiliar). Jugadores clasificados como CP 1 / BC3 dentro del sistema de clasificación del CP-ISRA. Se permite a cada jugador ser ayudado por un auxiliar, quien permanecerá dentro del box del jugador pero manteniéndose de espaldas a la pista y con la mirada apartada del terreno de juego. (ref. 11.1.3/13.1).

Individual BC4
Jugadores clasificados como BC 4 dentro del sistema de clasificación del CP-ISRA. No podrán ser ayudados por ningún auxiliar. Pueden únicamente pedir ayuda del árbitro, en su tiempo, para recoger una bola del campo o entrar dentro de él.

 

PAREJAS

+    Parejas BC3 – Para aquellos jugadores clasificados como BC3.

+    Parejas BC4 – Para aquellos jugadores clasificados como BC4.

EQUIPOS

+    Equipos – Para aquellos jugadores clasificados como BC1 y BC2.
Al contrario que en el slalom, la boccia no realiza divisiones de competición por sexo, sino que las parejas y/o equipos pueden ser mixtos, compitiendo hombres y mujeres entre sí.

 
Pruebas

La forma de competir depende de la división de juego, si es Individual, por parejas o por equipos

Pruebas individuales.  Cada partido se presenta en cuatro parciales. Cada jugador juega con seis bolas del color correspondiente y se va alternando el inicio de cada parcial a través del lanzamiento de la bola blanca y su primera bola de color. En caso de desempate se añade un parcial extra.

Pruebas por parejas.  Cada partido se presenta en cuatro parciales. Cada jugador juega con tres bolas del color correspondiente (se reparten las bolas de color entre los componentes del equipo) y se va alternando el inicio de cada parcial a través del lanzamiento de la bola blanca y su primera bola de color. En caso de desempate se añade un parcial extra.

Pruebas por equipos.  Cada partido se presenta en seis parciales. Cada jugador juega con dos bolas del color correspondiente (se reparten las bolas de color entre los componentes del equipo) y se va alternando el inicio de cada parcial a través del lanzamiento de la bola blanca y su primera bola de color. En la prueba por equipos es el capitán de cada equipo quién elige el jugador que lanzará en cada vez. En caso de desempate se añade un parcial extra.

Normativa

  Reglamento de Boccia (pdf)

FEDPC (Federación Española de Deportes Paralíticos Cerebrales)
FEDDF (Federación Española de Deportes de Personas con Discapacidad Física)
Comité Paralímpico Español 

{/tabs}

 {/sliders}